PROESA Image

Casos de Éxito

 

 

 

 

 

Caso de Éxito: Grupo Calvo

Written by 
Rate this item
(1 Vote)

La empresa de origen español Grupo Calvo especialista en alimentación a nivel mundial, con más de 75 años de fundación,  desarrolla sus operaciones integradas verticalmente, debido a que poseen su propia flota, plantas de producción, y su propia comercialización y distribución de sus marcas principales: CALVO, NOSTROMO y GOMES DA COSTA  en más de 70 países alrededor del mundo.

 

A principios del 2001, la empresa decide expandir sus operaciones a un país de Centroamérica y analiza una serie de  condiciones para tomar la decisión de invertir, tales como la estabilidad económica que ofrece un país, el acceso a diversos mercados, disponibilidad de las autoridades para atraer inversiones, y principalmente la productividad del recurso humano.

 

Grupo Calvo, decidió expandir sus operaciones hace más de 10 años en El Salvador e inauguró en el 2003 su planta atunera para el procesamiento de pescado para abastecer a los mercados europeos y  de la región centroamericana. La planta produce en nuestro país: conservas de atún (vidrio, bolsas, latas, entre otros), lomos de atún, harina de pescado y aceite de pescado.

 

En El Salvador esta empresa tiene una inversión total alrededor de los USD 160 millones y  genera alrededor de 2 mil empleos directos, de los cuales el 85 por ciento de sus colaboradores son mujeres;  y entre 5 a 6 mil empleos indirectos. Asimismo, el Grupo Calvo reporta que anualmente exporta su producción por un monto superior a los 100 millones de dólares al mercado centroamericano, europeo y suramericano.

 

Para el Director de País CAM-Caribe de Grupo Calvo, Boris Quintanilla, son importantes las  condiciones e incentivos que ofrece un país para el establecimiento de la operación de una nueva planta así como el apoyo gubernamental para la atracción de la Inversión Extranjera Directa, “Sin el apoyo de PROESA el Grupo Calvo no hubiera ingresado a El Salvador, porque nos apoyaron fuertemente para que la inversión se estableciera en este país”, indicó Quintanilla.

 

Además, el Grupo Calvo en El Salvador le apuesta al desarrollo social de la zona y por ello como parte de sus programas de Responsabilidad Social Empresarial, en el año 2009 creó la escuela de fútbol “Luis Calvo Sanz”, en el departamento de La Unión, donde se atienden alrededor de 600 niños anuales.  A través de esta disciplina deportiva han aprendido valores para una convivencia social en paz, proyecto que ha estado influenciado por los valores corporativos de la empresa española: compromiso, innovación y calidad de sus operaciones.

 

La planta atunera en El Salvador es la única en el país en poseer la certificación voluntaria SA8000, creada por la organización estadounidense Social Accountability International (SAI), con el propósito de promover mejores condiciones laborales que garantizan a sus colaboradores el íntegro respeto de sus derechos humanos y laborales. Para la empresa española, el personal que conforma la empresa, es el punto neurálgico de los resultados de la producción de la planta, es por ellos que implementan diversos programas de Responsabilidad Social, ofreciendo una serie de beneficios laborales a sus colaboradores y sus familias.

Actualizado 02/05/2018
^ Ir Arriba