PROESA Image

El Producto Interno Bruto de El Salvador creció 3.4% en el primer trimestre de 2018

Written by 
Rate this item
(0 votes)

Durante el primer trimestre del año, la economía salvadoreña creció a una tasa del 3.4% ante el importante impulso de la demanda interna que se favoreció por el mayor consumo privado e inversión bruta, mientras que la demanda externa se benefició del  buen desempeño de la economía mundial, principalmente de Estados Unidos y los principales socios comerciales de la región. Con estos resultados, que consolidan la fase de crecimiento expansivo iniciada en 2015, el Banco Central de Reserva (BCR) proyecta que el crecimiento económico del año 2018 se mantendrá en 2.5%.

 

Datos oficiales del BCR, las actividades que aportaron al crecimiento del valor agregado de la economía fueron la industria manufacturera, construcción, comercio y reparación de vehículos, transporte y almacenamiento, y actividades de servicio administrativo y de comunicaciones,  que en su conjunto aportaron el 73% del crecimiento del primer trimestre de 2018.

 

Entre los indicadores que continúan explicando la buena dinámica del consumo de los hogares están las remesas familiares, que aumentaron 8.9% al mes de mayo, así como el crecimiento del crédito a los hogares (3.9% a mayo 2018) y el aumento en la masa de salarios nominales reflejados en las estadísticas del ISSS (5.1% a marzo 2018).

 

Por otra parte, se cuenta con anuncios de inversión privada con un valor de USD $668 millones, concentrados especialmente en sectores como información y comunicaciones, y construcción y actividades inmobiliarias, que muestran la dinámica sostenida de crecimiento de la inversión para estos años.

 

El déficit de cuenta corriente fue de USD $124.2 millones durante el primer trimestre del año. Durante este período, el país registró un superávit en la cuenta de servicios por USD $196.1 millones, explicado por ingresos en las cuentas de viajes y de manufacturas sobre insumos físicos, telecomunicaciones e informática.

 

El incremento en el déficit de la balanza de bienes de US$104.5 millones se explicó, en parte, por el aumento en la factura petrolera, especialmente ante los mayores precios del crudo. La inversión extranjera directa neta, por su parte, aumentó 42% durante el primer trimestre de 2018, liderada por cuatro sectores estratégicos: industria, electricidad, comunicaciones y comercio.

 

Perspectivas de los siguientes años

 

Según representantes del BCR, el pronóstico de crecimiento económico para el año 2018 se mantiene en 2.5%, fundamentado en el dinamismo de la demanda interna y externa, esta última ante las buenas perspectivas de la economía mundial y de Estados Unidos. Para los años 2019 y 2020, se prevé que la economía salvadoreña crezca 2.4% y 2.5% respectivamente.

 

Entre los riesgos que pueden incidir en las proyecciones de crecimiento económico del país se tienen los potenciales impactos por la política comercial proteccionista y migratoria de Estados Unidos, aumento del precio del petróleo por arriba de lo estimado, el incremento en la velocidad de ajuste de las tasas de interés internacionales que afecte el costo del financiamiento interno y la propensión al cambio climático y desastres naturales que puedan afectar la producción del país.

 

 

Actualizado 07/30/2018
^ Up